Sucede de la misma forma que el ciberbullying, pero con la diferencia de producirse cuando tanto el agresor como la víctima son mayores de edad. De igual forma, consiste en el uso de medios de comunicación digitales para acosar a un individuo o grupo de individuos mediante ataques personales, divulgación de información confidencial o falsa, hacer comentarios irrespetuosos para ser objeto de burla, difundir imágenes de personas con defectos o anomalías físicas con la finalidad de hacerle sentir mal, etc…

A través del ciberacoso también se ejerce la denominada violencia cultural cuando el ataque se dirige contra rasgos culturales o la identidad de un sujeto o de un colectivo, es decir, cuando consista en actos discriminatorios por razón de la religión, raza, lengua, sexo, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Se trata de un fenómeno que abarca distintas conductas, tales como el stalking, que significa “acecho”, consistente en la persecución a la víctima de forma obsesiva mediante el espionaje, constantes llamadas de teléfono constantemente o envío masivo de correos electrónicos o mensajes.

1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by